Un buen descanso es sinónimo de una vida saludable. Por ello, además de tener un buen colchón, base y almohada que se adapte a ti y a tus circunstancias, necesitas que las condiciones en las que se encuentra la cama sean las adecuadas. Para ello, es importante tener una cama limpia e higiénica, evitando la aparición de ácaros y gérmenes que pueden producir ciertas enfermedades.

Limpiar tu colchón regularmente te ayudará a prevenir alergias, problemas cutáneos (de la piel), ojos rojos, moqueo, dolor de garganta, legañas e incluso insomnio. Cuida tu colchón para evitar consecuencias en tu familia o en ti.

¿Sabías que dependiendo de la antigüedad de tu colchón podrías estar “hospedando” a entre cien mil y diez millones de ácaros? Para evitar esto debemos tener en cuenta dos cosas importantes: limpiar habitualmente nuestro colchón y cambiarlo cada 10 años (esto puede variar dependiendo de la calidad del colchón), según la Asociación Española de la Cama.

Si haces tu cama según te levantas por la mañana, las sábanas atraparán a millones de ácaros en tu colchón. Estos ácaros se alimentan de las células muertas de tu piel y del sudor que desprendemos al dormir. Por ello es imprescindible que aprendas cómo limpiar y desinfectar un colchón. Estas dos cuestiones, si las conviertes en un nuevo hábito en tu vida, harán que mejore tu salud y la de los tuyos.

Para evitar que los ácaros se reproduzcan en tu cama, es recomendable que tardes al menos 10 minutos en hacer tu cama. Algunos expertos incluso recomiendan no hacer la cama, ya que es la manera más efectiva de deshidratar a los ácaros y que estos mueran. Puedes hacerla antes de irte a dormir, si quieres. Cuanto más tiempo ventiles la habitación, más efectivo será. La razón es que cuando tu cama se encuentra cerrada, el sudor y las células muertas se quedan ahí alimentando a estos pequeños bichitos.  En cambio, si la dejas abierta y ventilas la habitación, la corriente y el sol harán que las sábanas y el colchón se sequen, y así la probabilidad de que los ácaros vivan en tu cama disminuye.

Cambia las sábanas al menos una vez por semana. Limpia y desinfecta tu colchón una vez al mes.

Si tienes problemas respiratorios, hazlo más a menudo.

Pero, aunque sigas estos pasos para ventilar tu cama y tu habitación, no será suficiente. Por ello, te vamos a enseñar cómo se limpia un colchón eficazmente, e incluso cómo quitar manchas de un colchón.

¿CÓMO SE LIMPIA UN COLCHÓN?

Vamos a explicarte el paso a paso para lavar un colchón y te recomendamos que sigas este proceso habitualmente (cada dos semanas o una vez al mes, según puedas). Recuerda seguir las instrucciones del fabricante, aunque con las siguientes indicaciones suele ser suficiente.

Evita en la medida de lo posible los productos químicos, ya que pueden dañar la tapicería.

  • 1
    Lo primero es quitarle el polvo al colchón para evitar los ácaros y sus restos. Para conseguirlo tienes que pasar la aspiradora por encima del colchón y por sus laterales con cuidado, sobre todo si tu colchón es de fibras naturales. Hazlo con suavidad y con la mínima presión. Si tienes un cepillo para tapicería, ¡aún mejor! Aunque si no tienes aspiradora puedes poner el colchón de lado y darle unos golpes con la mano para que caiga el polvo al suelo o utilizar un trapo seco.
  • 2
    Si las manchas son superficiales, debería ser suficiente mezclar un poco de jabón de ropa con un poco agua y mezclarlo bien. También puedes añadir unas gotitas de agua oxigenada.
  • 3
    Con un trapo o bayeta humedecida en esta mezcla (evita que se empape) frota bien el colchón de manera circular hasta que se quiten las manchas. Si las manchas son complicadas de quitar, puedes probar con un cepillo de dientes para hacer más hincapié, aunque existen productos más específicos para limpiar las manchas más difíciles que te explicaremos más adelante en este mismo artículo.
  • 4
    Humedece un trapo en agua e intenta eliminar el exceso de jabón que se produzca.
  • 5
    Una vez esté limpio, déjalo secar durante unas cuantas horas. Si tienes terraza o balcón grande y hace buen tiempo, lo mejor es que lo pongas al sol para que se seque más deprisa (limpia bien el suelo o pon alguna sábana o plástico para evitar el contacto con el suelo). Si no tienes terraza, es recomendable usar un secador para adelantar el secado o abrir las ventanas para que haya corriente. Adelantar el secado ya sea con el sol, con el secador o con el aire evitará que se pueda dañar por la humedad. Finalmente, vuelve a pasar la aspiradora y recoge cualquier resto que haya podido quedar.

Si tu colchón es de espuma viscoelástica NO lo humedezcas, intenta utilizar sólo la espuma del jabón y la menor posible hasta que se quite la mancha.

LOS 5 COLCHONES VISCOELÁSTICOS MÁS BARATOS Y MEJOR VALORADOS

¿CÓMO DESINFECTAR UN COLCHÓN CON BICARBONATO?

El bicarbonato de sodio es un producto ideal para la limpieza del hogar. Gracias a su poder antibacteriano e higiénico es muy eficaz para eliminar las manchas de orina de los peques de la casa o incluso de las mascotas. Por ello, te lo recomendamos para limpiar las manchas más rebeldes del colchón, eliminar todo tipo de bacterias y ácaros, y además ayuda a dejar el colchón sin humedad. Es importante que realices una limpieza del colchón al mes. A continuación te explicamos los pasos que debes seguir para conseguir una limpieza óptima:

acaro colchón
  • 1
    Realiza la limpieza superficial del colchón como lo hemos explicado en el apartado anterior (¿Cómo limpiar un colchón?). Pasa la aspiradora y frota con una esponja humedecida en agua y jabón. Recuerda frotar más veces pero suavemente en las zonas con las manchas más evidentes. Elimina el jabón con un trapo húmedo y deja secar.
  • 2
    Una vez superado el punto anterior, espolvorea con un colador el bicarbonato de sodio (unos 250gr, dependiendo del tamaño de tu colchón) por la superficie. Aunque este parezca seco, no lo estará del todo, por ello hay que dejar actuar el bicarbonato durante unas horas hasta que absorba completamente la humedad.
  • 3
    Dos o tres horas después, puedes proceder a quitar el bicarbonato. Para ello, vuelve a coger el aspirador y retíralo. Si no tienes aspiradora, utiliza un trapo seco o pon de lado el colchón, golpea con la mano y deja que caiga el bicarbonato al suelo.
  • 4
    Dale la vuelta al colchón y repite el último punto con el bicarbonato, para que se queden ambos lados desinfectados.
  • 5
    Durante el proceso de secado abre las ventanas (si lo has tenido que hacer dentro de casa, sino dejálo secar al sol) para que al circular el aire se elimine mejor cualquier resto de humedad. Acelera el proceso con un secador, si puedes.

Si quieres conseguir que tu colchón huela aún mejor y desinfectarlo aún más, puedes añadir unas gotas (5 o 6) de aceite esencial de árbol del té en tu mezcla con el jabón.

 

Puedes conseguirlo en tiendas de productos naturales o pinchando aquí. Otra opción es utilizar aceite de lavanda, aunque hay más aceites desinfectantes, elige el que más te guste.

Con el bicarbonato lograrás una limpieza profunda de tu colchón, de una manera sencilla y económica. Lograrás así neutralizar los olores que se encuentren en él y eliminarás los ácaros y los gérmenes.

¡No olvides limpiar todas las sábanas del colchón y de la almohada, la funda del nórdico y cualquier manta más que puedas tener! Te acostarás en una cama impecable.

lavadora

¿Por qué son los colchones Tempur los más recomendados?

¿CÓMO QUITAR MANCHAS DEL COLCHÓN?

CONSEJOS ÚTILES

  • check
    Es muy importante aspirar los colc​​​​​hones de tu casa. Puedes utilizar una aspiradora común o una específica para ello.
  • check
    Dos productos que puedes conseguir fácilmente son vinagre blanco destilado y bicarbonato de sodio. Estos dos son muy eficaces para eliminar las manchas de tu colchón.
  • check
    El bicarbonato de sodio te puede servir perfectamente para limpiar un colchón de sudor o quitar manchas amarillas de un colchón viscoelástico.
  • check
    El agua oxigenada, ese producto tan conocido, es magnífica para las manchas difíciles, ¡tenla en cuenta!
  • check
    Prueba a utilizar estos métodos en las esquinitas del colchón antes de lanzarte a esparcirlo por todo él, así evitaremos reacciones agresivas que pudieran aparecer.

CÓMO QUITAR MANCHAS DE SUDOR DEL COLCHÓN

En este vídeo te mostramos cómo quitar manchas de sudor del colchón de manera rápida y sencilla. Hazlo tú mismo y déjalo como nuevo.

¿CÓMO LIMPIAR UN COLCHÓN CON BICARBONATO Y VINAGRE?

El truquito de la abuela

El proceso a seguir para quitar las manchas del colchón con estos dos productos de limpieza son:


  • Extiende sobre la mancha el vinagre blanco destilado (no eches demasiado, evita la humedad en el colchón) y deja que actúe sobre ella por 10 minutos. Ten en cuenta que tienes que fijarte en que no haya ninguna reacción agresiva sobre el colchón.
  • Añade bicarbonato de sodio sobre la mancha. Podrás observar su efervescencia al reaccionar con el vinagre mientras dejas pasar unos cuantos minutos más. Una vez esté el bicarbonato seco, coge tu aspiradora y pásala sobre la mancha (o realiza los otros trucos ya mencionados para quitar el polvo o el bicarbonato).
  • Si observas que la mancha sigue ahí, aunque sea levemente, coge una esponja, añádele agua oxigenada y frota con movimientos circulares directamente sobre ella (te recomendamos que uses guantes de goma para proteger tus manos). Déjala secar hasta que desaparezca.
abuela

Si te está gustando este artículo, compártelo en tus redes sociales 🙂

¿CÓMO QUITAR MANCHAS DE SANGRE DEL COLCHÓN?

Quitar manchas de sangre en el colchón puede parecer tarea imposible, pero lo cierto es que se pueden quitar. En concreto, quitarlas del colchón es algo más difícil por su superficie irregular, pero se consigue y tiene solución. Estas manchas son más frecuentes de lo que podamos pensar. Se dan, por ejemplo, cuando las mujeres tienen el periodo y ocurre por la noche.

Un buen truco para no extender las manchas es comenzar a limpiarlas desde su exterior e ir en círculos hasta su interior.

Para empezar a quitar manchas de sangre del colchón que aún están frescas, coge un trapo y humedécelo en agua fría.  Dale unos toques con el trapo a la zona con la mancha. No lo hagas con agua caliente, ya que esta puede hacer que se adhiera más al tejido del colchón.

sangre

Después sécala con un trapo que esté seco. Dale también unos golpecitos y evita frotar para que no se haga más grande la mancha. Después sigue alguno de los siguientes métodos especiales para cuando la sangre aún está húmeda:

  • 1
    Coge agua y sal. Ahora mezcla 2 cucharadas de sal con una taza de agua fría y añádelo en una botella con spray que esté limpia. Esparce la mezcla sobre la mancha y frótala con un paño seco hasta que desaparezca o veas que el paño ya no puede con más sangre. Termina enjuagando la zona con un trapo húmedo con agua fría para quitar los restos y déjala secar.
  • 2
    Otra opción es realizar el proceso anterior pero cambiando la sal por el bicarbonato de sodio.
  • 3
    Si la mancha es muy persistente, utiliza un cepillo de dientes para frotarla con más intensidad, pero ten cuidado de no estropear el colchón. En ocasiones es suficiente con utilizar agua y jabón líquido cuando la sangre aún está húmeda.
  • 4
    Si aún no se ha quitado la mancha, prueba con el agua oxigenada, es mucho más potente. Pruébala antes en una zona pequeña de tu colchón para ver que el tejido de este la resiste bien. Si compruebas que no se estropea, mezcla agua con agua oxigenada y expande un poco sobre la mancha con la ayuda de un trapo. Deja actuar unos 30 segundos y sécalo con un trapo limpio y seco. Vuelve a humedecer la mancha con un trapo mojado para quitar los restos y deja secar. Vuelva a realizar los mismos pasos si ves que la mancha no se ha quitado por completo.
  • 5
    Por último, puedes probar con el amoniaco. Primero mezcla una cucharada de amoniaco con medio vaso de agua fría y aplica la solución sobre la mancha. Déjala actuar durante 5 minutos, seca con un trapo que absorba el amoniaco y la sangre, enjuaga con un paño húmedo y vuelve a pasar un trapo seco para quitar la humedad.

No olvides secar bien el colchón. La humedad puede dañarlo y no quitarla bien podría propiciar la aparición de moho.

Si la sangre a limpiar no es tuya o de alguien de tu confianza, mejor ponte guantes sin poros para que te protejan de las posibles enfermedades que se transmiten a través de la sangre.

Si la sangre está seca, la cosa se complica. Pero aun así, podemos hacer una mezcla casi milagrosa que acabe que estas manchas:

Coge un recipiente y añade un cuarto de un vaso de agua, cinco gotas de amoniaco y medio vaso de harina de maíz. Mézclalo todo bien. Pon esta mezcla sobre la mancha directamente y mantenla hasta que se encuentre completamente seca encima del colchón. Cuando llegue este momento, quita el ungüento con un trapo húmedo y deja secar (sigue el proceso de secado explicado anteriormente). La mancha debería haber desaparecido.

harina


¿CUÁL ES EL MEJOR COLCHÓN VISCOELÁSTICO CALIDAD PRECIO?

¿CÓMO LIMPIAR UN COLCHÓN DE ORINA?

El mejor método es el bicarbonato de sodio. Lo ideal es que apliques más cantidad en la zona donde se encuentra la mancha de orina, ya sea orina que aun está húmeda u orina seca, y que procedas a esparcir más bicarbonato por el resto del colchón.

Después, cubre el colchón con plástico. Por ejemplo, puedes usar bolsas de basura grandes hasta que lo cubras entero. Otra opción es acudir a alguna tienda de venta de pinturas de tu ciudad. En estas venden unos plásticos para cubrir el suelo o los muebles cuando vas a pintar, así que el tamaño del plástico es grande y te puede servir perfectamente. Una vez esté cubierto, deja que actúe durante unas cuantas horas.

Si el bicarbonato de sodio no es suficiente por sí solo para quitar la mancha de orina del colchón, prueba a añadir primero vinagre blanco destilado en la mancha, deja actuar 10 minutos y después procede con el bicarbonato como se ha explicado.

Pasado este tiempo, quita el plástico y recoge con un aspirador el bicarbonato de sodio. Recuerda que si no tienes aspirador, puedes quitarlo con un trapo seco o mejor sacudiéndolo de lado con la mano y echándolo al suelo.

No te olvides de probar antes este producto en una esquina del colchón para ver cómo reacciona y ver que el colchón no sufre daños. Aunque lo ideal es que tengas en cuenta las etiquetas e instrucciones del fabricante.

¿CÓMO QUITAR MOHO DEL COLCHÓN?

Si tienes moho en el colchón, vamos a explicarte cómo quitarlo con un sencillo truco.

Mezcla 1 vaso de agua templada con un vaso de alcohol en un cuenco. Coge un trapo y mójalo en la mezcla. Después estruja el exceso para que el trapo esté solo húmedo y no mojado. Frota este trapo directamente en las manchas de moho de tu colchón, haciéndolo de manera circular.

Después, coge una esponja que sólo esté húmeda por el agua (sin alcohol) y elimina el exceso de la mezcla que haya frotándola. Intenta que el colchón absorba la menor humedad posible.

Seca el colchón, a poder ser a la luz del sol en un patio o una terraza, o ponlo cerca de una ventana. La luz solar es buena para eliminar los olores de humedad del colchón. Si no puedes seguir estos pasos, ayuda al secado del colchón con un ventilador o secador, además de tener las ventanas de la casa abiertas para que haya corriente.

Es conveniente que ahora añadas el bicarbonato de sodio para que actúe desinfectando el colchón y lo dejes actuar varias horas. Recuerda cubrirlo con un plástico y retirarlo con un aspirador, un trapo seco o girándolo para golpearlo con tu mano y que el polvo caiga al suelo.

No obstante, si compruebas que el moho no desaparece y sigue oliendo a humedad, es preferible que te deshagas del colchón, ya que las esporas del moho son peligrosas para la salud, especialmente la de las personas con ciertas alergias y asma (problemas respiratorios).

¿CUÁL ES EL MEJOR COLCHÓN DEL MERCADO EN 2018?

¿CÓMO PROTEGER EL COLCHÓN?

Proteger el colchón nos va a permitir no tener que cambiarlo tan a menudo y nos durará más años. Además, conseguiremos que sea más higiénico y, por tanto, que mejore nuestra salud. Por ello, además de realizar la limpieza que ya hemos explicado al menos una vez al mes, te recomendamos lo siguiente:

  • check
    Si tu colchón es igual tanto por la parte superior como por la inferior, como los colchones de toda la vida, recuerda darle la vuelta y dormir por el otro lado. En cambio, si tu colchón cuenta con dos partes distintas, gíralo en 180 grados, para que ahora pongas la cabeza donde antes ponías los pies. También puedes girar a la vez que le das la vuelta al colchón clásico. Este punto es conveniente para que se gaste de manera uniforme. Realiza este proceso cada 3 o 6 meses.
  • check
    La segunda recomendación que te damos es que le coloques un protector de colchón, es decir, un cubre colchón, a poder ser impermeable, transpirable, lavable y de algodón. De esta manera lo protegerás del polvo (ácaros y gérmenes), líquidos, manchas… Pero de vez en cuando quítaselo, lávalo y ventila el colchón, para que no se acumule humedad o polvo que ya pudiera tener en su interior. Para ello, lee nuestra guía para elegir el mejor protector para colchón donde te mostramos los 2 mejores protectores a un precio muy asequible.
  • La tercera recomendación es que utilices, si es posible, una funda para colchón. Las fundas lo protegen de manera integral del polvo, la suciedad y los roces, alargando la vida útil y la higiene del colchón. Si quieres, puedes ver nuestra guía para elegir la mejor funda de colchón a un precio muy moderado.
  • La cuarta recomendación, si no hay manera de que salga la mancha, ha deteriorado la superficie del colchón y ha dejado de ser tan cómoda es que consigas un topper viscoelástico para colchón. Los topper son una lámina viscoelástica que se pone sobre la superficie del colchón haciéndolo de nuevo cómodo y, además, lo protege. Si quieres más información lee nuestro ​​​​post sobre topper colchón.

Si quieres conseguir un buen protector de colchón, te recomendamos este a un precio increíble:

protector de colchón impermeable

PRODUCTOS PARA LIMPIAR COLCHONES

Los siguientes productos de limpieza, desinfección y protección del colchón los puedes conseguir sencillamente:

Es muy probable que estos productos los tengas ya en casa, pero si no es así y quieres conseguirlos de manera sencilla y que te lleguen directamente a casa, pincha sobre su nombre y podrás conseguirlos. Damos por hecho que el agua oxigenada, la sal y el alcohol son aún más sencillos de conseguir y seguramente ya tengas en casa. También puedes comprarlos en farmacias y supermercados.

Si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales 🙂

Para saber qué te ha parecido esta información, ayúdanos marcando las estrellas amarillas 😉

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

¡Resuelve todas tus dudas leyendo nuestros artículos!


Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *